ELIGE TU VEHÍCULO

Margen de error en los radares de trafico y como afecta según el tipo

Al circular por una autovía puede ser un poco diferente a lo que estamos acostumbrados en las carreteras convencionales. Las autovías son carreteras de alta capacidad y velocidad, por lo que debemos extremar las precauciones.

Qué es el margen de error de los radares de tráfico y cómo cambia según el tipo

Una de las principales diferencias es la presencia de radares de tráfico. Estos dispositivos, que se encuentran en todo el mundo, tienen la función de controlar la velocidad de los vehículos y, en algunos casos, identificar a los infractores.

Los radares de tráfico funcionan mediante el envío de ondas electromagnéticas que, al ser reflejadas por los vehículos, permiten determinar su velocidad. Aunque este sistema es muy preciso, existe un margen de error que puede ser determinante a la hora de sancionar o no a un conductor.

Tipos de radar y sus verdaderos márgenes de tolerancia

  • Radares fijos: 5 km/h y 5% por encima de 100 km/h.
  • Radares móviles: 5 km/h y 5% por encima de 100 km/h.
  • Radares en tramo: 3 km/h y 3% por encima de 100 km/h.
  • Radares aéreos: 5 km/h y 5% por encima de 100 km/h.
Radar de tráfico
Radar de tráfico

Es importante el umbral de tolerancia que se establece en cada caso y aplicar el cálculo para no ser multado.

  • Un radar fijo tiene una tolerancia del 5% por encima de 100 km/h, lo que significa que si el conductor circula a 105 km/h no será sancionado.
  • Un radar móvil tiene una tolerancia del 5% por encima de 100 km/h, lo que significa que si el conductor circula a 105 km/h no será sancionado.
  • Un radar en tramo tiene una tolerancia del 3% por encima de 100 km/h, lo que significa que si el conductor circula a 103 km/h no será sancionado.
  • Un radar aéreo tiene una tolerancia del 5% por encima de 100 km/h, lo que significa que si el conductor circula a 105 km/h no será sancionado.

Por que hay varios tipos de radar y cuál es el más efectivo

Los radares de tráfico se han convertido en un elemento indispensable en la seguridad vial, ya que permiten controlar la velocidad de los vehículos y, en algunos casos, identificar a los infractores.

Aunque todos los radares cumplen la misma función, existen diferentes tipos de radar que se adaptan mejor a unas situaciones que a otras.

Los radares fijos son los más comunes y se encuentran en todo el mundo. Su principal ventaja es que son muy precisos, ya que no se mueven y, por lo tanto, no hay errores de medición.

Los radares móviles, por su parte, son menos precisos, ya que se mueven con el vehículo y pueden producir errores de medición. Sin embargo, su principal ventaja es que son más versátiles, ya que se pueden colocar en cualquier lugar.

Los radares en tramo, por otro lado, son especialmente útiles para controlar la velocidad en tramos de carretera con mucho tráfico. Su principal ventaja es que pueden controlar la velocidad de varios vehículos a la vez.

Por último, los radares aéreos son los menos comunes, pero también son los más precisos. Su principal ventaja es que pueden controlar la velocidad de los vehículos desde una gran altura, lo que les permite cubrir una gran área.

Autopista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.